Hiper-segmentación o verse el ombligo

verse el ombligo

Hace unos días haciendo investigación para el proyecto de un cliente, varios sitios web en los que navegaba me arrojaron publicidad sobre un mismo tema, días antes había buscado ese otro tema en varios sitios.

En el momento no caí en cuenta del asunto, pero después reflexionando, me di cuenta de que las cookies de mi navegador habían manipulado a los sitios web que navego con frecuencia para realizar un tracking de mi surfeo en la web y hacerme llegar ofertas sobre un producto que ya uso, ya conozco y que de hecho comercializo como parte de mis servicios de diseño gráfico.

Verse el ombligo

Si bien la publicidad hoy día se nutre de nuestros hábitos de consumo, navegación, tránsito, compras, no-compras, deseos y comunicaciones, hemos empezado a caer en el extremo de la hipersegmentación, tanto que una sola búsqueda en Internet, hizo que mis perfiles de publicidad se enfocaran en un solo producto, que además ya uso y del que estoy 100% convencido. Publicidad tirada a la basura.

Reflexionando un poco, no hace falta mucho para ver que esta hipersegmentación también no hace crear clusters endógenos; esferas de gustos siempre similares; y así siempre acabamos teniendo los círculos cerrados de los mismos amigos, de preferencias políticas, de opiniones, de gustos musicales, artísticos, literarios y hasta pornográficos.

La hipersegmentación hace que las recomendaciones del itunes o de facebook, pinterest o cualquier otra red social, solo se basen en mi librería musical , o los libros que tengo en mi kindle, o en la zona geográfica donde transito a diario entre el trabajo y mi hogar. Me ofrecen opciones que no son opciones porque están cerradas a lo que ya conozco, ya se, ya me gusta, y alo que le di like en mis varios perfiles. Hemos perdió el serendipiti, la acción eureka!, el error maravilloso de la apertura a otros mundos, otros lugares y otros espacios.

Todos somos muy ínfimos para contenerlo todo dentro de nuestros propios gustos, y si dejamos que las máquinas sigan dictándonos nuestros propios gustos de música para escuchar, que libro debemos leer, que pareja debemos pretender… el futuro de la humanidad es la extinción… o tal vez no, pero seguro será mucho más aburrido… ¿o no?

Nuevo pigmento azul en el mercado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuevo pigmento azul en el mercado

Por pura casualidad en el año de 2009, el químico Mas Subramanian y su equipo de la universidad estatal de Oregon descubrieron un nuevo pigmento azul mientras realizaban un experimento de electrónica. El nuevo pigmento llamado Azul YInMn, porque contiene químicos como Yttrium, Indium y Manganeso, apenas ha sido liberado comercialmente y ahora se encuentra en etapas de pruebas para ser liberado masivamente al público. Hasta ahora solo se encuentra al alcance de artistas y coloristas locales quienes están experimentando con el nuevo color.

La importancia de este descubrimiento no solo radica en el nuevo pigmento que tiene un azul brillante colorido, sino que además para su fabricación no se emplean procesos tóxicos, como con el azul cobalto y otros pigmentos de este tono, por lo que su fabricación es más segura.

Otra ventaja del pigmento es que en las pruebas de laboratorio, se demostró que el cristal resiste la degradación al color aún al ser expuesto al agua o al aceite.

También el nuevo azul absorbe una cantidad importante de radiación infrarroja, por lo que tiene usos en aplicaciones de eficiencia energética en la arquitectura, un techo pintado con azul YInMn potencialmente podría mantener un edificio más fresco.

El descubrimiento abre la posibilidad a nuevas investigaciones ya “que aún quedan pigmentos por descubrir en elementos orgánicos” dijo el químico. Aunque tal vez el mayor éxito del azul YInMn es el haber sido incluido en la colección Forbes de Pigmentos en el museo de Arte de Harvard, esta colección alberga colores que llegan a datar incluso de la edad media, lo que asegura un futuro brillante a este nuevo color.

10 tips para crear tu sitio web

Aunque parece fácil hacer un sitio web; hoy en día casi todo el mundo podría hacerlo con tecnológicas como wordpress, wix o jimdo; la verdad es que hacer un sitio web para un negocio requiere mucho conocimiento, no solo de la tecnología, sino de las estrategias para hacer que un negocio  en Internet reditúe en ventas o en un mayor número de clientes.

 

Para hacerlo hay que saber sobre ventas, sobre diseño gráfico, sobre diseño web, sobre user experience o ux y sobre user interface o ui, hay que saber también sobre posicionamiento en buscadores SEO o SEM, sobre Google adwords, Facebook ads, redes sociales, marketing de adquisición, de crecimiento y de retención, remarketing, marketing 3.0, inbound marketing, lead magnets, en fin… que para hacer que una página web realmente funcione son muchas cosas las que se tienen que saber, además de las cuestiones tecnológicas.

 

Por esa razón y para los más aventurados, aquí tengo:

 

10 consejos para hacer que tu sitio web trabaje en tu favor.

 

1.-¿Para qué queremos un sito web?

Lo primero que hay que hacer para crear un sitio web es contestar la siguiente pregunta: ¿Para qué queremos un sito web? ¿Para hacer ventas? ¿para buscar prospectos de negocio? ¿para ayudar a nuestros clientes a resolver dudas?

Responder esta simple pregunta podrá hacer que nos enfoquemos un objetivo. En mi experiencia como diseñador web, un 80% de los emprendedores o dueños de un negocio, saben que quieren tener un sitio web porque es importante porque su competencia lo tiene, pero no han respondido esta pregunta. Esto quiere decir que enfrentarán el problema del diseño de su sitio sin un objetivo claro, y bien dice el dicho “fallar al planear, es planear para fallar”

80% de los emprendedores saben que quieren tener un sitio web, pero no saben para qué.

2.- Los textos.

La falta de textos o contenido es la razón  por la que se detienen el desarrollo de un sitio web en un 90% de los casos. Los textos y el contenido es lo que define la estructura del sitio web. Deben ser cortos y al punto. Nadie va a leer rollos de media página. Así que crea tus textos, léelos y recorta todo lo que no es necesario, vuelve a leerlo y vuelve a recortar, así hasta que quedes con la versión minimalista pero que sea lo suficiente para comunicar fuertemente tu mensaje.

3.- La estructura del sitio.

Ya dije que la estructura del sitio está sustentada en tus textos que a su vez están enfocados en tu objetivo, aún así, piensa en la navegación de tu sitio y en las secciones que este debe tener, si quieres que sean varias páginas o una sola. Si el menú será my ámplio, si tendrá muchos niveles de navegación. Piensa en la estructura de tu sitio en función de jerarquías de información, qué es más importante, cuál es el mensaje principal, que acción quieres que tomen tus visitantes.

4.- El diseño.

Más es menos, ese es el consejo más importante a la hora de realizar un diseño. Mientras más simple y directo sea, con mayor fuerza llegará tu mensaje. Los espacios en blanco dentro del sitio web, también dan espacio para el visitante reflexione, para que respire y asimile, usa imágenes de buena calidad, y no abuses de los efectos. Recuerda que el diseño enfoca y da apariencia a tu negocio. Si vendes seguros, no quieres que tu página se vea insegura y poco profesional. Si rentas brincolines para fiestas infantiles no quieres que se vea aburrida y demasiado formal. Piensa en tu diseño como si estuvieras vistiendo a tu marca para representar quien es de la mejor manera.

5.- Piensa a futuro.

Todos los sitios web cuando empiezan a tener éxito, tendrán que tener cambios, para simplificar procesos, para mejorar la comunicación, para incrementar las interacciones con los clientes, etcétera. Cuando selecciones la plataforma de desarrollo, elije la que te permita crecer tu negocio aprovechando el desarrollo que ya hiciste  y no la que te obligue a realizar toda la inversión nuevamente, aunque eventualmente también ese puede ser el caso.

6.- CTA, call to actions o qué quieres que haga en tu sitio.

Los CTA son pequeños mensajes, casi siempre botones, que me sugieren realizar una acción: “Compra ahora”, “Chatea con nosotros”, “Haz click aquí”, “descarga ahora”, “inscríbete a nuestro boletín”. Cada uno de estos botones o acciones, tiene una razón de ser y están colocados estratégicamente dentro del sitio web para provocar que un cliente realice una acción determinada a favor de nuestro objetivo principal del sitio. Son muy importantes, porque son el cierre de un proceso de comunicación. Son la razón de ser de tu sitio web. ¿Para qué llevar usuarios a un sitio que no me convierte en cliente?

7.- Mide.

Mide todo lo que puedas dentro de tus sitio web. Visitantes, clicks en tus CTA, descargas, conversiones, clientes obtenidos, registros en tu base de datos, productos vendidos, carritos de compra abandonados, etc. Mídelo todo para que sepas que está pasando en tu sitio web, y si no puedes medirlo, pregunta. Hay herramientas que te permiten medir o realizar encuestas dentro de tu sitio para resolver las dudas sobre el negocio. La idea es que mientras más sepas de lo que ocurre con tus usuarios, mejor serán tus decisiones de mejora y por ende mejor servicio podrás darle a tus visitantes.

8.- Dalo a conocer.

Una vez que ya hiciste todo el esfuerzo de hacer tu sitio web, haz que tus clientes potenciales lo conozcan. Ponlo en tus tarjetas, en tu firma electrónica, en tu papelería, en tus redes sociales, en tus facturas, anúnciate en todos los lugares posibles. Así incrementarán tus usuarios y por ende tus clientes. ¡A cacarear el huevo!

cambiar la redacción de un call to action de segunda persona (descargar tu ebook) a primera persona (descargar mi ebook), aumenta el click sobre el botón en un 90% 

9.- Dale mantenimiento.

No hay nada más frustrante que ver un sitio web abandonado. Actualiza tu contenido, cambia tus imágenes, coloca información relevante. Que tus clientes vean que te mantienes al día y actualizado.

10.- Contrata un experto.

Si bien es tentador hacer un sitio web por nuestra cuenta para “ahorrarnos el gasto”, muchas veces ese ahorro se traduce en sitios web sin éxito, mal planeados, mal desarrollados en plataformas obsoletas, en sitios tan complejos que quedan abandonados, o en sitios que no supieron responder a las demandas de sus clientes finales. Así que si bien usando estos consejos puedes crear tu propio sitio, contar con la consultoría de un experto siempre será más fácil, pero recuerda que el negocio es tuyo, y que la información de tus servicios, productos, ofertas debes construirla tú, o al menos deberás tener la base y compartirla con el experto para que este pueda desarrollar el contenido de tu sitio, para que tengas el control de tu negocio y no lo dejes en manos de terceros.

Espero que estos consejos te sean de utilidad a la hora de desarrollar tu sitio web. Si tienes otros consejos o quieres compartir otras experiencias no dudes en escribirnos en los comentarios. Gracias por leer.

 

Ejemplo de wireframe del periódico New York times

Una ilustración de Star Wars

Star wars siempre me ha gustado enormidades, supongo que es porque viví de primera mano el fenómeno desde que comenzó en los 70’s, 1977 para ser preciso. Desde ese año, los sables de luz, la fuerza, los jedi, los sith, el lado oscuro y la voz de James Earl Jones habitan en mi imaginario de un western espacial. Por eso, pues le hago un pequeño homenaje a uno de los momentos cruciales de la historia. La pelea entre Yoda y el emperador. Ojalá les guste.

Nueva imagen

La única constante es el cambio.

Heráclito

En Imacon group  dediqué  93,600,000 segundos   a trabajar en los diseños de mis socios comerciales. Acumulé  11 terabytes  de información de los diferentes proyectos que pusimos en marcha. Agoté  2 laptops mac ,  1 laptop toshiba  y  1 PC armada  de escritorio. Acabé con  2 impresoras de inyección  de tinta. Gasté unos  40 sharpies  de punta doble, fina por un lado y mediana por el otro.  7 libretas  de papel de algodón libre de ácido. Llené más de  6 veces la memoria de 32 gigas  de la cámara que uso para producción. Cambié  3 veces de compañía de internet , y aún sufro por lo lento de la conexión, y después de desgranar toda la numeralia, me di cuenta de algo.

Imacon cumplió su ciclo.

Es bien sabido que cuando algo cumple su ciclo, es momento de cambiar, pero  ¿cambiar a qué?  y bien dicen, si algo no está roto, no lo compongas, así que aún más dificil preguntarse  ¿por qué cambiar? 

¿Por qué?

Porque hay que renovarse o morir. Porque YOLO. Porque somos muchos freelanceros realizando los mismos trabajos. Porque mis clientes quieren crecer y yo también. Porque soy inquieto y me aburro rápido. Porque necesitaba un cambio. Porque Imacon se volvió serio. Porque hay que experimentar. Porque comenzar de nuevo empuja la creatividad hacia adelante. Porque el URL imacon.com es de una compañía de calentadores que utiliza en sus anuncios a Andrea Legarreta, y ya solo ese punto es suficiente para justificar cualquier cambio.
Hay millones de porqués, y todos serían falsos.

Porque solo soy otro freelance, otro diseñador dentro de miles que todos los días buscamos al cliente que quiera darnos su proyecto, al usuario que confíe en nosotros para sustentar su imagen, sus productos y su publicidad. Analizando esto, también caí en cuenta que ahora quiero realizar mi trabajo de una manera directa y brutalmente honesta, de ahí el nombre de  just another freelance.  Porque eso es lo que soy, solo otro freelance más.

Así que con esto despego. Veamos hasta dónde llego y muchas gracias por acompañarme en el camino.

I’ve seen things you people wouldn’t believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched C-beams glitter in the dark near the Tannhauser gate. All those moments will be lost in time… like tears in rain… Time to die.

Roy Batty

Blade Runner

  • Porcentaje de felicidad 85%
  • Porcentaje de tiempo con la familia 56%
  • Porcentaje de proyectos entregados en tiempo 89%
  • Porcentaje de fines de semana sin trabajo 45%
  • Porcentaje de proyectos cobrados a tiempo 69%
  • Porcentaje de ironía en estos porcentajes 97%